Meek Mill reparte 100.000 dólares en juguetes en Filadelfia

Vaya 2018, ¿eh Meek Mill? Buenos momento y malos. Lanzamiento de un disco que lo ha reventado, el regreso a la escena, la entrada a prisión, la salida… Las negociaciones políticas por hacer de este mundo un lugar mejor… Y es que desde que abandonó su celda, el rapero de Filadelfia se ha presentado como una persona totalmente renovada, mucho más comprometida y deseosa de realizar cambios reales en el sistema de justicia de Estados Unidos.

También mucho más luchador, y con ganas de hacer felices a quienes más lo necesitan, por ello ha decidido repartir 100.000 dólares en juguetes a niños de Filadelfia, que no iban a poder contar con ellos.

Poco a poco, se pueden hacer grandes cosas

En un centro recreacional nombrado en honor a Martin Luther King, Jr. ha hosteado un evento caritativo, por el que se han repartido juguetes a niños que no cuentan con medios suficientes. El rapero acudió a varios barrios del norte de Filadelfia para repartir regalos, felicidad y compañía a menores y familiares, desatando una euforia que no se paga con dinero.

Uno de los momentos más épicos de la tarde lo trajo Papi, el hijo de Meek Mill. Ante las cámaras, el artista le preguntó a su pequeño que a ver qué deseaba este por Navidad, el niño respondió que quería que su padre se casase. La mirada incrédula del autor de ‘Champions’ se tornó en risas, preguntándose quién sería la afortunada, y jurando que era la primera vez que Papi le respondía algo así. Seguidamente, volvió a intentarlo, recordándole que el día anterior le había pedido un mando para su Xbox.

Author: LaTakilla507