El Tachi, el nuevo ídolo del ghetto

Este es el menta’o Tachi. ¿Y en qué se parece a Justin Bieber? Allí donde lo ven, Eustacio ‘Tachito’ Fidel Guevara, un chico de Tocumen que estudia por módulos para lograr sacar su bachillerato, es el nuevo ídolo juvenil del gueto. Al igual que Justin Bieber, ha surgido de la efervescencia del YouTube y el impulso de las redes sociales.

Ni él lo asimila bien aún. “Se siente raro. La gente se me acerca hasta en el barrio y les digo; ey, pero si soy yo mismo, el que ha crecido con ustedes”, aseveró.

Tal vez usted hasta ha cantado sus temas y no sabe que son de él. La primera impresión es que no muchos lo conocen, pero podrían sorprenderle números que superan el millón de vistas en YouTube. Es un fenómeno. “Bandolera”, junto a sus amigos Yemil y el Boza, ha sido vista más de un millón 196 mil veces.

Ha pegado éxitos como Labiofobia (su favorita), Sin confusión, Plastic Girl, El Amor es raro (hablando claro), La Ex, Sentimientos de papel (Borrarme del WhatsApp/ qué chiquillada es eso) y actualmente promociona Good Gyal, con Yemil y el jamaiquino Eshconinco.

GIRA INTERNACIONAL
Jamás ha viajado, pero hace planes, porque, según su mánager Jahir Barahona (@jahireventmusic), ya lo piden en Colombia y Costa Rica. “Yo se lo prometí y lo haremos”, comentó Barahona.

¡LA SUB-20 EN LA CANCHA!
Es su grito de guerra en algunas canciones. Explica que se refiere a que son artistas menores de 20 años (Sub-20), nuevos en el mercado (lo que representa la cancha).

SU ABUELA LO AQUIETÓ
Ha vivido una vida acelerada. Su papá siempre lo ha apoyado, pero su madre y su abuela se han encargado de meterlo en cintura. “Mi abuela es tesa; influyó en mi formación, me puso recto, y con el tesón y cariño de mi mamá entendí que hay caminos que no llevan a nada; me alejé del mal ambiente”.

YA ES PAPÁ
Tiene 17 años y ya es padre de un bebé que vino al mundo hace unos tres meses y, aunque aún no vive con la madre del niño, asegura que tienen una relación estable. Sus planes son superarse, hacer las cosas bien, terminar sus módulos y, pese a que lo suyo es la música, seguir una carrera universitaria. En tarima le han hecho propuestas candentes y le han robado besos, pero él asegura estar enfocado.

Advierte que la música es la mejor arma que se puede tener y es consciente de que se debe usar con responsabilidad. “La música es el medio más influyente en estos momentos, tiene poder. El que quiere ser cantante, métale dedicación y no pierdan la fe”.

LA EXPERIENCIA, LA CLAVE
Detrás de ‘el Tachi’ hay un equipo con experiencia, New Wave (@newwavepty), su disquera, su productor AT Fat. Jhair, su mánager que trabajó en Event Music, también las New Wave Girl, un club de chicas bien organizadas que respaldan en redes sociales y en cada presentación y promueven intensas cadenas de WhatsApp. La tecnología cómo ayuda.

NO TEME CANTAR EN GUETO
Asegura que no teme subirse a tarimas en los barrios, porque no anda en nada malo y siempre se encomienda a Dios. “Todo oficio tiene su riesgo. Al subir, al bajar de una tarima, oro en todo momento, Dios primero”.

En los barrios es donde más consumen sus canciones por el tipo de letra, porque canta lo que se vive a diario allá. Pero aclara que lo suyo no solo es el gueto. Canta en todos lados, finos hoteles, quinceaños, eventos. La única diferencia es el tono de su lírica, es menos ‘desbocao’.

“Pero se siente igual de bien que se sepan tus canciones y la canten contigo. La gente corea, se alza y ‘pull up’ (repetición). Era mi sueño de chiquito”. Compone desde los 11 años. Recuerda que su primer “show” fue gratis. Para el segundo su primer pago fue de $50 y ahora está muy cotizado. Tiene hasta mánager y club de fanes. Señores, este es el Tachi. Pa’ que sepan.

Fuente: Martha Vanessa Concepción – http://www.midiario.com

Author: LaTakilla507